LINFOCITOS » FUNCIÓN, VALORES RECOMENDADOS Y ENFERMEDADES


Los linfocitos son células que forman parte del grupo de los glóbulos blancos, quienes se encargan de proteger y cuidar al sistema inmune de cualquier enemigo invasor, ya sea: infecciones, virus, hongos, bacterias o parásitos. Su función es crear respuestas inmunitarias ante microorganismo que trastoquen el trabajo del sistema de defensas.

Estos conforman entre el 20 y 40% del total de glóbulos blancos existentes en el torrente sanguíneo. Nacen en la médula ósea y se esparcen por el sistema circulatorio y el tejido linfático. Cuando un antígeno se hace presente para dañar al sistema inmune, un grupo de linfocitos se reúnen para combatir y eliminar por completo  a los agentes externos.

Los antígenos son sustancias que activan a la respuesta inmune, de tal forma que nuestro sistema sanguíneo esté alerta y logre detectar el peligro, siempre salvaguardando las defensas. Los linfocitos son células vitales, son capaces de detectar al enemigo invasor, buscarlo y adherirse a él para luego desecharlo del sistema inmune, de tal manera que nuestro organismo no sufra mayores reacciones. Además, tiene la capacidad de recordar los anti organismos que han invadido al sistema anteriormente, lo cual le facilita la detección y destrucción del mismo en un futuro.

Existen dos grupos de linfocitos, los grandes y pequeños. Entre los grandes tenemos las células NK, y en el grupo de los pequeños los linfocitos T y linfocitos B.

Características principales
Tipo de célulaGlóbulos blancos
ClaseAgranulocitos
SistemaSistema inmune
FunciónSe forman para eliminar a los antígenos que dañen al sistema inmune
Nombre en latínLymphocytus
Nombre en inglésLymphocytes
Presencia sobre el total de glóbulos blancosEntre el 20 y 40%
Valores normales1,300- 4,000 células/mcL

¿Qué función tienen?

Los linfocitos son los glóbulos blancos o leucocitos de menor tamaño en el sistema sanguíneo (entre 9 y 18 μm), aunque en cantidad son casi el 40% del total de la célula blanca. Hacen un trabajo arduo y de gran valor, pues son quienes detectan a los antígenos enemigos y se arriesgan a pelear contra cualquier invasor que esté dañando las defensas del organismo.

Esta célula es localizada en el sistema linfático y el torrente sanguíneo, tiene ciertos receptores de antígenos, por lo cual la eliminación de los mismos es un trabajo que pueden hacer con mayor facilidad. Existen dos grandes grupos de linfocitos que se desplazan en tres vertientes. Estos hacen un trabajo en conjunto para poder lograr el propósito de la célula, eliminar a los anticuerpos que dañan al sistema inmunológico. Los grupos son  grandes y pequeños; se dividen entre células NK, linfocitos B y linfocitos T.

Grandes

Célula NK: Son los linfocitos más grandes y que actúan de forma más rápida, forman parte de los agranulocitos. Esta célula como bien lo dice su nombre, (NK) natural killer o asesino natural, se encarga de destruir o asesinar a las células infectadas que estén dañando al sistema inmune. Las destruyen atacando directamente a las membranas plasmáticas.

Pequeñas

Linfocitos B (células B): Son quienes detectan a la sustancias invasoras, o antígenos. Cuando los linfocitos B se unen a la respuesta inmune, se producen  las células plasmáticas, las cuales se dedican a fabricar los anticuerpos. La principal función de esta célula B, es producir los anticuerpos que ayudarán a eliminar al invasor.

Linfocitos T  (células T): Esta célula se encarga de destruir a todo aquel anticuerpo que esté trastocando el funcionamiento del sistema inmunitario. Además, tienen la capacidad de memorizar a los enemigos que ya han sido destruidos, para que en un próximo ataque de un anticuerpo que haya sido eliminado con anterioridad, la célula la recuerde y tenga los mecanismos necesarios que ayudarán a una fácil expulsión de los mismos.

Valores recomendados

Los valores recomendados son los siguientes:

Valores
Valores normales 1,300- 4,000 células/mcL
Valores bajos (linfocitopenia)Menor a 1,300 células/mcL
Valores elevados (linfocitosis)Mayor a 4,000 células/mcL

Histología

Los linfocitos son células blancas que se desarrollan en los órganos linfoides como el bazo, timo ganglio y médula ósea. Visto desde el microscopio, tienen un citoplasma basófilo y su núcleo tiene forma redonda y de gran tamaño. Este núcleo se reviste de color azul y violeta. El citoplasma que desprenden los linfocitos nunca es exacto ya que depende mucho de la situación del citoplasma, puede ser abundante o escaso.

Los linfocitos responden a los ataques de anticuerpos que invaden al sistema inmune y sanguíneo. Se pueden transformar en plasmocitos para poder producir las glucoproteínas necesarias. Estas glucoproteínas son los mismo anticuerpos que se adhieren a los antígenos.

Las células sensibles y los antígenos se unen en la zona dañada, además el proceso de memoria que tienen los linfocitos en conjunto con los grupos que le acompañan (células NK, B y T), permiten que se organicen para tener una respuesta inmune más rápida y eficaz.

Recuento de linfocitos, ¿para qué realizarlo?

Los niveles de glóbulos blancos en el sistema sanguíneo nos muestran la forma en la que está trabajando nuestro organismo y sistema de defensas. Los grandes grupos de esta célula blanca son: esosinófilos, leucocitos, monocitos, neutrófilos y linfocitos. Cada uno tiene una tarea determinada en la que ayudan a mantener en línea el sistema inmune.

Pero, ¿qué sucede si alguna de estas células disminuye o aumenta?, en cada caso quiere expresar anomalías que no convienen a la salud y que están desnivelando el poder de proteger y cuidar las defensas. Por ello, es importante mantener los niveles de linfocitos en los números adecuados. Si percibimos debilidad o trastornos inmunodeficientes, el médico nos pedirá realizarnos la prueba del recuento de las células blancas, ya que son quienes se dedican fielmente a la defensa del sistema inmunológico y están siendo atacados.

¿Por qué lo necesito?

Como hemos dicho antes, los glóbulos blancos son un grupo de células que se dedican a controlar que el sistema inmune no sea atacado de forma directa, lo cual nos permite reaccionar ante alergias, virus y diferentes infecciones. Un recuento de linfocitos se reconoce a través de un examen sanguíneo, en el que podemos comprobar la cantidad de células blancas dispuesta a batallar contra enemigos.

En algunas ocasiones son los mismos médicos quienes recetan realizar la prueba, esto puede ser debido a que se han sufrido infecciones virales que han provocado un aumento de los anticuerpos. En algunas ocasiones se hace la prueba de linfocitos para conocer los avances de virus como el VIH o enfermedades como la leucemia, en las que las defensas están más débiles.

¿Cuál es la preparación frente al test?

Para realizar el test no necesitas mayor preparación. Debes acercarte a una clínica médica y pedir que te hagan la prueba sanguínea del recuento de linfocitos. Normalmente te darán a conocer los valores de todos los glóbulos blancos que hay en el sistema sanguíneo. Se recomienda:

  1. Decir al médico sobre el consumo de cualquier medicamento, ya que esto puede alterar los resultados de la prueba
  2. No comer grandes cantidades de comida, ni hacer deporte antes de realizar la prueba
  3. Hablar con el médico de todo el historial médico de enfermedades, virus y alergias

¿Cómo realizan la prueba?

Es una prueba sanguínea, sólo debes acercarte a la clínica médica y pedir su realización.

  1. Pasarás a un cuarto de la clínica para realizar la prueba
  2. El médico pondrá una banda de hule para apretar el brazo y ver la vena de la que extraerán la sangre
  3. Limpiará el brazo con alcohol, para desinfectar
  4. Introducirá la inyección, el dolor es muy leve, se siente como el picor de una hormiga
  5. Extraerá lentamente la sangre
  6. Sacará la inyección y depositará la sangre en un tubo de ensayo
  7. Pondrá una venda pequeña en el punto donde introdujo la inyección

¿Qué significa tener linfocitos altos?

Los linfocitos altos o linfocitosis es el aumento de la célula a más de 4,000 células por mcL de sangre. Este aumento no deriva de una enfermedad, es una reacción ante infecciones y alergias. Los linfocitos se ven obligados a intervenir en el proceso inmune, y por tal razón la producción aumenta. Es una reacción inmunitaria.

Esto se puede desencadenar por la batalla de ciertas infecciones y alergias. Por tal razón los síntomas más comunes de este aumento son:

  • Fiebre
  • Cansancio
  • Problemas digestivos y respiratorios
  • Escalofríos y náuseas
  • Pérdida de peso
  • Falta de visibilidad y de concentración

El aumento de linfocitos debe ser regulado rápidamente, dicho aumento si se mantiene durante mucho tiempo puede que desarrolle enfermedades más fuertes como el cáncer, asma o algún tipo de diabetes.

¿Qué significa tener linfocitos bajos?

El bajo nivel de linfocitos o linfocitopenia, se debe a una disminución  menor a 1,300 células/mcL de sangre. Esto se debe a que la célula se ha ido debilitando ya que han acudido a proteger y batallar contra invasores en el sistema inmune.

Los factores más comunes de esta disminución de la célula es la malnutrición o virus como el VIH. Esta anomalía no suele tener síntomas, en casos extremos tiene fiebres y cansancio, propios de la misma infección. En algunos casos, se utilizan los trasplantes de células madres para poder aumentar los linfocitos.

Existen dos tipos de linfocitopenia:

  • Aguda: Tiene un tiempo más largo de duración debido a que los virus que está batallando son muy fuertes. 
  • Crónica: Tiene menos tiempo de vida, la disminución ocurre cuando está el virus en el organismo y se resuelve cuando esté es eliminado. Esto sucede normalmente con el consumo de ciertos medicamentos, ayuno, infecciones o quimioterapias. 

El número de linfocitos en la sangre de un niño siempre es mayor que el de un adulto, esto se debe a que están más propensos a diversas enfermedades y ellos deben actuar para defenderlo.

Preguntas y respuestas

1. ¿Qué significan los linfocitos altos?

Los linfocitos son una parte importante de los glóbulos blancos, quienes se encargan de fortalecer y proteger al sistema inmune de cualquier bacteria o infección que puede combatirle. Un alto nivel de linfocitos puede aparecer debido a diferentes trastornos inmunitarios o infecciones virales que el torrente sanguíneo está batallando. Además, puede significar enfermedades como la leucemia.

2. Significado de los linfocitos bajos 

Los leucocitos o glóbulos blancos son las células que se encargan de cuidar la productividad del sistema inmune. Un bajo recuento de linfocitos puede ser una reacción ante la presencia de diferentes virus que están atacando al organismo. Puede ser por la presencia temporal de varios virus, en algunos casos hasta el cáncer.

3. ¿Cuáles son los niveles recomendados de los linfocitos?

Los linfocitos son los glóbulos blancos de menor tamaño en el torrente sanguíneo, pero con mucha cantidad, entre el 20 y 40% en todo el sistema sanguíneo. Los valores recomendados de la célula son 1,300- 4,000 células/mcL.

4. ¿Cuál es la función de los linfocitos T?

Conocidas también como células T se forman en la médula ósea, a partir de las células madre. Su trabajo principal es proteger al sistema inmunológico de cualquier tipo de virus e infección que le ataque. Son la evolución de una célula sanguínea que memoriza los virus que ya han sido desechados, y se encarga de eliminar por completo a los antígenos.

5. ¿Qué quiere decir linfocitos activados?

Es necesario reconocer que si tenemos linfocitosis o un nivel alto de la célula, puede deberse a varias circunstancias ya sea benignas o malginas. Depende de ello la gravedad del virus e infección, para conocer esto debemos realizarnos un estudio sanguíneo que nos muestre la morfología y el tamaño de los linfocitos.

Vídeo de linfocitos

Vídeo de linfocitos altos

Vídeo de linfocitos altos, causas y soluciones

A continuación, toda la información sobre los linfocitos, causas, enfermedades, infocitos altos o bajos, leucocitos y monocitos.

Además de la información sobre los linfocitos, quizá te interese:

Sistema inmune atacado 

Sabemos que el sistema inmune se encarga de cuidarnos de cualquier tipo de bacteria o infección. Todo lo hace con la ayuda de diferentes células y proteínas que habitan en el sistema sanguíneo. Una de estas enzimas son los monocitos, pero si un hemograma nos muestra que tenemos monocitos altos, es una muestra de que el sistema inmunológico está siendo atacado, es por ello que los valores de la enzima aumentan drásticamente.

Algunas veces la calidad o el volumen de los glóbulos rojos o hematíes, se ve afectado por diferentes enfermedades o tratamiento que el cuerpo esta recibiendo. Para saber y conocer que todo marcha como debe ser, se recomiendo hacer un análisis de hematocrito, con él podremos saber si tenemos anemia, entre otras enfermedades.

La glucosa se encarga de absorber el azúcar de las frutas y los alimentos que consumimos a diario, si los niveles aumentan, podremos desarrollar enfermedades como la diabetes, de esa manera estamos atacando al sistema inmune. Toda la información sobre glucosa en la web: https://www.glucosa.top.

Las grasas del cuerpo

Hay una cantidad de grasas que es necesario ingerir, debido a que ayudan al funcionamiento correcto del metabolismo. La bilirrubina, es un pigmento que le da color a la sangre, se diluye en las heces fecales ayudando de esta manera a que el organismo digiera correctamente solo las grasas que necesita. Toda la información sobre bilirrubina en la web: https://www.bilirrubina.org

El cuerpo también necesita la grasa natural que produce él mismo, este es el colesterol, un aumento de esta proteína podría desarrollar diferentes problemas cardíacos.

Los basófilos por su parte, hacen un arduo trabajo para batallar contra las diferentes bacterias e infecciones que acechan el cuerpo sanguíneo. Toda la información de basófilos en la web: http://www.basofilos.org

Quizá te interese:

  • La urea es un proceso metabólico que mide la cantidad de proteínas del cuerpo.
  • Una prueba de fosfatasa alcalina, puede indicarnos o descartar problemas biliares.
  • La anemia es una enfermedad de la sangre en la que disminuyen los glóbulos rojos, toda la información en la web: https://www.anemia.top
  • La trombocitopenia es la disminución de las plaquetas en el torrente sanguíneo.

Imágenes de Linfocitos

valores de linfocitos

problemas de linfocitos

linfocitos bajos y altos

linfocitos bajos

linfocitos altos

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…